#AtinaOpina: EL FUTURO DE LOS HIDROCARBUROS EN COLOMBIA

POST-6El sector hidrocarburos viene creciendo de manera vertiginosa, sobre todo durante el último año cuando los precios han aumentado en cifras que no se veían desde el año 2014. Así mismo, el gobierno reveló que las reservas de petróleo incrementaron desde 5,1 años hasta 5,7 años y las de gas lo hicieron desde 10,3 años hasta 11,7 años.

Aunado a lo anterior, varias empresas operadoras han incrementado su producción de petróleo y han comenzado la exploración y perforación en diferentes campos. Sin embargo, es necesario aumentar todavía más la exploración y así mantener las reservas crudo. En ese orden de ideas, el país deberá desarrollar una estrategia para no caer de nuevo en una enfermedad holandesa que agrave o pueda poner en jaque la industria nuevamente, impulsando el sector con nuevos servicios.

De la misma manera, hay que generar escenarios de discusión sobre los retos de la industria y con esto, aclarar en qué estamos y para dónde vamos. Es menester involucrar a todos los miembros del sector, la academia y las comunidades para poder lograr el mayor conceso en las diferentes áreas que nos impactan. Los hidrocarburos, son uno de los motores que más impulsan el avance y la construcción del país.

Otro aspecto importante que va a ayudar al sector, son los incentivos que prevé otorgar el gobierno para la explotación de hidrocarburos y minería. El cupo está estimado en $1,68 billones a través de reembolsos tributarios. No obstante, sólo podrán presentarse aquellas empresas que como operadores de Ecopetrol, tengan titulares de contratos de asociación con Ecopetrol; contratos de exploración y producción de hidrocarburos o cualquiera que esté asociado al desarrollo de estas actividades.

Finalmente, es necesario señalar que la bonanza de este año debe utilizarse como un nuevo aire no sólo para la economía, sino para transformar y renovar el sector, en donde todos como sociedad seamos conscientes de lo que representan en Colombia los hidrocarburos y la minería. Sobre todo, cuando en días pasados en la cumbre de Viena se aprobó el aumento de la producción de crudo.